miércoles, 20 de mayo de 2015

MERIDA: Carlos Ramos: “Crisis del sector universitario impulsa fuga de cerebros”


Carlos Ramos: “Crisis del sector universitario impulsa fuga de cerebros”

 

El 73 por ciento de los trabajadores de nuestra Universidad de Los Andes han quedado por debajo del salario mínimo nacional, mientras que el salario de un docente de más alto nivel – con estudios de postgrado y currículo en el que ha invertido tiempo, esfuerzo intelectual y dinero- está muy por debajo del salario de un profesor en cualquier otra universidad latinoamericana.
Así lo destacó el diputado a la Asamblea Nacional (AN), Carlos Ramos, quien resaltó que por esta razón,  son pocos los que se interesan en ser docentes universitarios o profesionales al servicio de las instituciones de educación superior en Venezuela, buscando mejores ofertas en las pocas empresas privadas que quedan en el país e, inclusive, emigrando hacia otros países donde puedan alcanzar el sueño de una mejor calidad de vida que en Venezuela se les niega.
“El resultado es la fuga de cerebros que trae como consecuencia el deterioro de la calidad de la enseñanza, y del necesario trabajo de investigación y extensión que toda universidad autónoma de nuestro país se merece” agregó el parlamentario, miembro de la Comisión de Contraloría de la AN.
Recordó que Recientemente, la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu), emitió un contundente comunicado donde resalta  la situación de crisis que afecta al sector universitario, originada por el deterioro sostenido de los salarios del personal docente, administrativo y los trabajadores en general, fundamentado en una práctica reiterada de insuficiente asignación de recursos presupuestarios indispensables para el funcionamiento y desarrollo de las actividades de docencia, investigación y extensión. 
En ese comunicado, la AVERU denuncia que el Ejecutivo Nacional, valiéndose de la necesidad imperiosa de un justo  aumento salarial  del sector universitario, causado por el menoscabo sostenido de los ingresos, busca aprobar una convención colectiva de trabajo violentando la Constitución y las leyes de la República, contraviniendo la autonomía universitaria, la reserva legal y entregando derechos adquiridos de los trabajadores.
Dijo Carlos Ramos que tanto la AVERU como los gremios profesorales y del sector de los trabajadores administrativos y obrero exigen que se tome en cuenta la dramática caída de su poder adquisitivo, ante la ineficacia del gobierno nacional para detener la más alta inflación de América Latina, el desabastecimiento y escasez de productos de la cesta básica, el deterioro de los servicios de salud y seguros de prevención médica y social. (Prensa Carlos Ramos)
Publicado por