viernes, 22 de mayo de 2015

La revolución se olvidó de Caño Churica Municipio Alberto Adriani


La revolución se olvidó de Caño Churica Municipio Alberto Adriani
 
 
 

En el sector Caño Churica, perteneciente a la parroquia Héctor Amable Mora del municipio Alberto Adriani, sus habitantes conviven con un sinfín de problemas que les impide llevar una vida digna.

Según declaraciones ofrecidas por Vidal Maldonado, vocero del consejo comunal de este sector, a Caño Churica no termina de llegar la revolución, pues al parecer los gobernantes se olvidaron que existe este barrio, el cual se encuentra en pésimas condiciones.

El dirigente comunitario manifestó que hace varios años se construyeron unas viviendas, pero se olvidaron que aún faltan muchas familias por ser beneficiadas. Aunado a esta situación se suma el hecho de que el barrio no ha sido consolidado en su totalidad, pues es notoria la falta de redes de aguas servidas, las calles están en mal estado y el servicio eléctrico es deficiente, entre otros problemas.

 “No se puede decir que uno tiene una vida digna cuando se carecen de tantos servicios y se vive en el olvido gubernamental, ¿dónde queda la palabra dignidad?, yo le pregunto a los mandatarios del estado y del país”, expresó el vocero comunitario.

Vialidad en mal estado

En relación a las vías de penetración, Maldonado refirió que las mismas están en pésimas condiciones, dijo que hasta ahora no ha sido posible que gobierno alguno se acuerde de mejorar las calles, pese a que es el sentir de los habitantes de esa comunidad, que constantemente se lo hacen saber a quienes llegan al sector en periodos electorales.

Dijo que ya no quieren seguir siendo pretexto de campañas electoreras de ningún candidato, pues como comunidad lo que necesitan es que se les atienda en sus necesidades.

Ni barrio nuevo, ni tricolor

De igual manera expresó con mucha preocupación, que los programas que anuncia el Ejecutivo nacional llegan a otros sectores y no a Caño Churica. “Somos un barrio nuevo, pero no tricolor, un barro bonito, pero no de paz”, por ello exhortó a los representantes del órgano de vivienda, así como a los propios mandatarios regional y municipal, para que se acerquen hasta esta comunidad y puedan palpar y ver el estado en que viven en este sector. Cortesía DLA/MERIDA