viernes, 11 de agosto de 2017

SIETE CANDIDATOS OPOSITORES SE POSTULAN A LA GOBERNACION DE MER


Nora Sánchez- Mérida
@norasan16
Moviendo las piezas del ajedrez político y electoral con sumo cuidado y aun pensando en segundas estrategias, los partidos de oposición en Mérida, que en su gran mayoría integran la alianza de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), inscribió candidatos a la Gobernación del estado y al Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Mérida (Clebm).
Decididos participar en las elecciones regionales pautadas para el 10 de diciembre, según el Consejo Nacional Electoral (CNE), hasta el final de la tarde de este miércoles eran al menos siete los aspirantes a la primera magistratura regional ya postulados.
Los candidatos a sustituir al actual gobernador de Mérida, Alexis Ramírez fueron: Ramón Guevara (AD), Lawrenrce Castro (VP), Leonardo Cerrada (PJ), Carlos Ramos (UNT), Arquímides Fajardo (Copei), Esteban Torrealba (MAS) y Jesús Rondón Nucete (Independiente).
Los nombres de los candidatos de los partidos que están agrupados en la MUD pueden variar, pues aún en esta alianza deciden si inscribirán a sus abanderados con la tarjeta de la MUD, luego de que el CNE reconoce a esta alianza como una organización política.
En los voceros de la oposición reina hermetismo sobre el caso de la candidaturas, las cuales parecieran estar centralizadas, pues son las direcciones nacionales de los partidos quienes han definido a los candidatos, aunque todos acotaron que han tomado en cuenta la opinión de las direcciones regionales, las cuales en algunos casos, han presentado una terna a los jefes de los partidos y en otros, han dado el nombre del candidato que tienen definido desde el año pasado.
Hasta ahora el único candidato independiente es el ex gobernador de Mérida y ex dirigente de Copei, Jesús Rondón Nucete.
Por el Movimiento al Socialismo (MAS) que no integra la MUD el abanderado a la gobernación de Mérida es el coordinador regional de este partido, Estaban Torrealba.
Se conoció que esta candidatura provisional pretende contribuir y buscar la posibilidad de un acuerdo que integre todas las fuerzas políticas de oposición en Mérida, lo que se traduce en una manera de preservar la representación del MAS en estos comicios, sin que la acción sea vista como una manera de fraccionar la unidad.
En la misma tónica están el resto de los partidos los cuales postularon a sus candidatos con la intención de mantener el espacio disponible y así luego poner al abanderado, cuando se defina el mecanismo de elección del mismo, el cual pueden elecciones primarias o consenso.

Con cualquier “gallo pataruco”

En diciembre del 2016 cuando aún no había fecha de elecciones regionales, el gobernador de Mérida, Alexis Ramírez, de quien se dice va a la reelección, dijo que la preocupación del partido no era el tema electoral, sino el tema económico, social y político.
En torno al abanico de candidatos de la oposición y sin conocer los tiempos reales de la política, Ramírez expresó en ese entonces que se mediría “con cualquiera de esos gallos patarucos, me da igual”, manifestó seguro de una posible reelección.
Durante los primeros días del mes de enero de 2017, al ser consultado sobre una fecha de elecciones regionales en virtud de que las mismas debieron ser realizadas en diciembre de 2016, Alexis Ramírez aseguró que la fecha de los comicios regionales dependía del comportamiento de la oposición.
Ramírez manifestó para ese entonces que “el CNE es un ente autónomo, nosotros respetamos las decisiones del ente electoral, si dicen que las elecciones son en julio, serán en julio, sin embargo hay otros elementos que nosotros tenemos que evaluar. Si están las condiciones dadas para que haya elecciones habrá elecciones, si no están las condiciones, no habrá elecciones”, resaltó.
Describiendo el panorama político para ese mes de enero el gobernador de Mérida recalcó que “existe una Asamblea Nacional (AN) en desacato que en lugar de proponer al país soluciones en el tema económico, lo que hace es anunciar los tambores de guerra”.
Acotó que la AN pudiera ser disuelta y además señaló “uno nunca sabe si pudieran haber elecciones para escoger una nueva Asamblea”, para sustituir a la electa en diciembre de 2015 porque “está en desacato y saboteando a los otros poderes nacionales”, dijo Ramírez.
Hasta este miércoles fue imposible contactar a un vocero del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que informara sobre los candidatos postulados por esta tolda política.