viernes, 24 de enero de 2014

Nuevos tiempos



                                    
 Al llegar un nuevo año, llegan con el las ilusiones, las esperanzas, aun están vivas las alegrías de las celebraciones decembrinas, del compartir en familia, de los intercambios de regalos, del perdón y la reconciliación, las navidades y el año nuevo nos despiertan sentimientos maravillosos.
Cuando han transcurrido varios días de este nuevo año, debemos estar agradecidos a Dios por la vida, porque en cada nuevo amanecer tenemos la oportunidad de seguir construyendo nuestro mundo, oportunidad de  compartir con nuestros seres queridos.
Con el año que se fue, también se fueron nuestros pesares, nuestras tristezas, nuestras decepciones, nuestros rencores, soltar las cargas que solemos llevar de año a año, si nos elevamos como el águila en la majestuosidad de las montañas de nuestro querido Municipio, nos daremos cuenta con todas las bendiciones y fortalezas que contamos, estamos rodeados de personas nobles, trabajadoras, que enriquecen nuestras vidas.
Que solo dejemos ir todo lo  malo, las ataduras que no nos dejan avanzar, lo único que debemos mantener es la alegría y la magia que nos envuelve en Diciembre, para poder reconciliarnos con nosotros mismos y con nuestro prójimo, alegría de celebrar cada encuentro con nuestros semejantes, magia para saber que la vida esta echa de pequeños milagros. Recordando del pasado los momentos que nos hicieron crecer, momentos que nos dejaron experiencias y sabiduría.
Llego el momento del despertar de la conciencia, de reencontrarnos con nosotros mismos, aprender a convivir en armonía, a valorarnos, a saber que merecemos lo mejor, porque somos la creación más perfecta y valiosa de Dios, que somos seres extraordinarios, que habitamos la tierra para dar lo mejor de nosotros, contribuyendo al desarrollo y progreso de nuestros pueblos.
A descubrir que de nosotros depende impactar positivamente en la vida de los demás, aprender a devolver la sonrisa, la esperanza a tantos seres que la han perdido, a tomar de la mano y alumbrar el camino de quienes andan en la oscuridad, a saber que somos formados de la misma esencia, que llevamos la misma chispa divina en nuestro ser, que esto nos hace hermanos, semejantes, que de una vez por todas podamos comprender que vinimos a este mundo a hacer el bien, a unir, a llevar el mensaje de Dios por donde nos lleve el sendero de este peregrinaje, mensaje que es de perdón, de amor, de respeto, de lealtad, de transparencia, de honestidad, de amistad, de solidaridad, que llevemos en nuestras vidas la conexión con la sabiduría que viene de Dios, solo así lograremos trascender en el tiempo.

Aura Márquez
Marmoli2004@hotmail.com         
0426-1197892
Locutora 90.5 Libertad FM
Productora Programa Sabiduría del Pensamiento