viernes, 11 de abril de 2014

En la Escuela Estado Barinas Niños de Canaguá escenificaron la Pasión de Jesús


La Semana Santa nos convoca a participar juntos en las actividades que sirvan para reforzar nuestra identidad religiosa y por ello, los niños de esta institución han realizado la Pasión Viviente como parte de la devoción y tradición de estos pueblos del sur merideño, manifestó Betty Arellano, docente de la Escuela Estado Barinas de esta población.
El miércoles 9 de abril los niños de Preescolar, 1° y 2° grados  del referido plantel fueron los encargados de dramatizar la Pasión Viviente de Jesús, con participación y colaboración de padres y representantes “quienes se han sumado a las actividades como una estrategia de cooperar en forma más cercana con el proceso de aprendizaje de los niños”, agregó la profesora Arellano.    
La Semana Santa o Semana Mayor, como en el sur  se le llama, comprende desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección y en esta región cobra una importancia particular porque las familias se unen en forma integral y espontánea en cada actividad para reforzar el devocionario católico que ofrece grandes oportunidades de avivamiento de la fe, como el Viacrucis más largo de Venezuela que partiendo el Lunes Santo llega a Canaguá el Miércoles Santo, todos los años.
Los niños presentes en la Pasión Viviente se sintieron muy motivados porque esta es la primera vez que participan en esta actividad que solo se vive en tiempos de Semana Santa, subrayaron. Por su parte, la profesora Betty Arellano recalcó que en la Unidad Educativa Estado Barinas hay una muestra de contribución que integra a padres, representantes, docentes y alumnos para hacer de sus actividades una oportunidad de afianzar valores que la comunidad mantiene como parte de su identidad.   




(Licda. María Angélica Mora)