viernes, 15 de noviembre de 2013

La historia contada por una de sus protagonistas.



(Profesora Diony Vega) 

Para el año 1996 se crea en Canaguá una extensión de la Casa Cultural Universitaria (ULA), y es a través de los Talleres de Periodismo Escolar, dictados por el Prof. David Berríos (+) se funda el 21 de Noviembre de ese año el periódico Mural “VOCERO ESTUDIANTIL”  en la sede del hoy Liceo Bolivariano “Neptalí Noguera Mora”.
Sus objetivos fundamentales eran: motivar a las y los estudiantes a la escritura crítica en busca de planteamientos reales que contribuyeran al mejoramiento de la educación y el funcionamiento del plantel; impulsar al estudiante a la lectura; aportar un medio de entretenimiento al estudiante y principalmente, afianzar los lazos de convivencia y respeto entre estudiantes y  estudiantes – profesores.
Tuve el privilegio de coordinar esta actividad durante diez años; años en los que compartí gratos e inolvidables  momentos con mis estudiantes, donde la alegría del trabajo en equipo nos unía e íbamos tejiendo recuerdos que hoy por hoy conservo muy celosamente. De esta actividad en conjunto, nace como un apéndice del periódico el programa radial RUMBA ESTUDIANTIL en la emisora 90.5 Fm Libertad donde se desempeñaron con mucha mística Alberto Mora Peña, Amira Darwiche, Yordania  Sinaloa Rivera, Carolina Guerrero y eventualmente Diana Quintero.
Posteriormente, este programa radial se traslada a la emisora Progreso y Amistad, conducido por Carmen Haydee Guerrero y Beatriz Zambrano. Pero fueron muchos los estudiantes que participaron y contribuyeron con mantener el periódico, tantos, que es imposible mencionarlos a todos.
Hoy cuando nuestra sociedad lamentablemente, se encuentra plagada de violencia, inmoralidad y la pérdida de valores, la escuela juega un rol fundamental en la formación de niños y jóvenes; actividades como ésta contribuyen al fortalecimiento de valores importantísimos y necesarios para reafirmar el concepto de sociedad y familia. El trabajo en equipo, disciplinado, comprometedor y solidario conlleva a la formación de un mejor ciudadano. El docente está llamado a orientar y a hacer de su profesión la mejor para alcanzar objetivos claros y precisos. No debe dar temor la exigencia al estudiante, esto hará de ellos personas más responsables y comprometidas con su entorno: “Las cosas se hacen bien o no se hacen”. Quiero brindar mis más sinceras palabras de felicitación a los profesores coordinadores y a los estudiantes que han seguido con este sueño que comenzó hace diecisiete años y que a pesar de todo, se ha mantenido en el tiempo como uno de los logros más hermosos de muchas personas que confiaron en sus capacidades, que se atrevieron y que cumplieron. El VOCERO ESTUDIANTIL es hoy por hoy referencia obligada en el L.B. “Neptalí Noguera Mora” y así debe seguir. 



Periódico Estudiantil
Liceo Bolivariano Neptalí Noguera Mora