viernes, 26 de junio de 2009

“EL RINCON DE LOS TOROS”

GANADERIA CRUZ DE HIERRO
25 AÑOS DE EXISTENCIA.

Esta ganadería se fundó en 1983 por Orlando Echenagusia Hernández, en la finca El Caimito, Achaguas del Estado apure, con unas 90 vacas y un semental de los Aranguez. Luego de tres años de fundada lidió por primera vez en san Cristóbal el 19 de Enero de 1986, según información aportada por el locutor taurino Víctor Eduardo Ramírez “vitico”.

Esta majestuosa ganadería no pudo continuar en el Estado Apure, era complicado ya que son toros ibéricos, era difícil para tenerlos en lo cálido. Echenagucia luego de 5 años de estadía en la finca el Caimito pensó en buscar los páramos más altos, de tanta búsqueda se encontró con un gran aficionado a los toros, Jerónimo quien le informo que en los pueblos del sur del Estado Mérida había un sitio que servía para este tipo de ganadería brava, así que sin pensarlo dos veces trajo la ganadería para estas montañas, para la Finca “El Rincón de Los Toros”.

“De estas montañas me enamore, hay gente amable, gente extraordinaria, esto es un paraíso, ojala que nos lo proteja DIOS y no se eche a perder, es un paraíso del mundo, es difícil encontrar estos parajes tan bellos” son las expresiones del dueño de la ganadería para estas tierras y para los habitantes del sur merideño.

Luego de cumplir 18 años en el rincón de los toros, decidió llevar solamente las vacas para la finca La Escondida, ubicada en el sector Río Arriba de la Parroquia Canaguá, donde por cosas de las vida se le murieron 80 vacas, “nosotros, toda la familia, somos muy taurinos y muy unidos, esto que pasó era para tirar la gorra, pero decidimos que pa’ lante es pa’ ya no pa’ atrás, seguimos con la ganadería y hoy en día ya esta recuperada”, son las palabras de Echenagucia. Esta familia es feliz con los toros bravos, toros que han estado en todas las ferias que se realizan en Venezuela, además es una ganadería querida por la mayoría de toreros.

La ganadería cuenta con un mayoral desde su fundación, desde 1983 ha estado al frente el Sr. Ventura Peña, quien ha tenido la tarea más difícil pero no ha defraudado ni a la ganadería ni a sus dueños, persona que luego de recibir tres corneadas, ha estado firme en su labor en la Cruz de Hierro.
El 2 de septiembre del 2008 se cumplieron los 25 años de esta ganadería, celebrando con una misa solemne en honor a la cruz de hierro, misa celebrada por Monseñor Baltasar Porras, en compañía del Presbítero Luís Enrique Rojas “Kike” quien en ese año era el párroco de la Población de Canaguá, luego se llevo a cabo una tienta en la plaza de tientas Alfonso Fernández, minutos después se trasladaron a la finca el paradero para realizar el brindis por 25 años de vida alrededor de toros de lidia.

En esta celebración, fue la gran oportunidad la oportunidad de conversar con el dueño de esta majestuosa ganadería, donde en medio de la plática nos relato el ¿Por qué esta ganadería lleva por nombre Cruz de Hierro?
“La ganadería se fundó en una finca llamada el Caimito en San Fernando de Apure, era el camino real de los españoles y en la fundación encontramos unos huesos de un niño con una cruz española de hierro forjado, entonces le dije a Mariela mi esposa ¿Por qué vamos a ponerle un hierro distinto y un nombre de nosotros?, vamos a buscar que este niño, sea el arcángel de la ganadería y que la cruz que encontramos encima de sus restos sea el simia que los toros lleven en la pierna, entonces se le coloco la Cruz de Hierro por el que sea el arcángel del niño que encontramos en la plaza de toros. Cuando yo me vine para Mérida me traje los restos del niño y la cruz originaria y están en el Rincón de los Toros. Nosotros pensamos de que ese niño sirviera de arcángel de la ganadería y que la ganadería siempre triunfara por sus triunfos y no por la desdicha. Esto ha surtido efecto porque su cruz está en la pierna de los toros y el diablo se tiene que ir. Son 25 años y esta ganadería no le ha pegado la primera corneada a ningún torero, son toros nobles, toros bravos, pero nobles, no se les debe tener miedo, sino respeto”. Un relato interesante, cada toro de esta ganadería lleva el arcángel de la cruz de hierro.

En esta celebración se presentó el grupo los alegres del sur, quienes animaron a todos los presentes invitados para que bailaran la música de estas tierras, la música campesina.

Ma Angélica Mora
Estudiante de Comunicación Social de la UBV